Origen del Juego . Paleta . Actividades Deportivas


  » El Juego de la Pelota
  » Origen del Juego
  » La Escuelita
   
No puede negarse que fueron los primeros vascos en llegar a estas tierras los que, junto con otras costumbres, introdujeron en el país su deporte favorito: el juego de la pelota.

Se sabe que fue a principios del siglo XIX cuando surgen las primeras manifestaciones de su práctica, pero precisar el lugar y los cultores que dieron vida al juego en la Argentina es algo que dificilmente pueda asegurarse. En todo caso habrá que señalar que primitivamente los escenarios eran canchas rectangulares sin paredes, con piso mejorado para cuidar el pique de la pelota. Luego se impuso el juego a blé, o sea en cancha abierta, contra pared y sin rebote. Demás esta decir que la única herramienta era la mano y que la pelota era de cuero retobado.

De cualquier modo el antecedente más concreto sobre la existencia de un lugar apropiado para el desarrollo del juego data de 1830. Y aunque no se sabe si llego a concretarse la resolución de ese año, por el cual el entonces Gobernador de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas, encargó la continuación de una plaza de pelota, demuestra que el juego ya se practicaba en las tierras del plata.

La creación de la Paleta Argentina fue en 1904 por el vasco Gabriel Martirén (a) Sardina, en su tambo de Florencio Varela.
Martirén, un mediocre jugador, era derrotado en forma continua por los peones de su tambo. Decidido a salir de perdedor, una tarde resolvió hacerse un instrumento extra para superar a sus rivales. Para ello tomo una tabla de un cajón de querosén, que pronto quedó transformada en rudimentaria paleta. Con ella un día desafió a sus peones quienes aceptaron la propuesta, no sin antes tomar a risa la tabla que esgrimía Sardina. Claro, las risas se transformaron en asombro cuando Martirén comenzó a ganar facilmente los partidos en los que antes no podía imponerse a mano.

Al ver que la nueva herramienta conseguía emparejar la mayor habilidad y resistencia física de sus oponentes, Sardina decidió presentarse en la cancha de Pedro Legris en Burzaco, donde enfrentó y aventajó para sorpresa de muchos a jugadores evidentemente superiores. Se jugaba al principio con pelotas de tenis, pero sin la felpa exterior, hasta que sucesivas modificaciones desembocaron en la pelota de goma que se utiliza actualmente, exportada por la Argentina a todo el mundo.

La variante, que habia aprobado su eficiencia, revolucionaría el deporte adaptándolo a la idiosincracia criolla. Así nació la modalidad argentina del juego.
 
Club Rosarino de Pelota
San Luis 402 - 2000 Rosario

Tel: 440-8141 / 447-2333
rosarino@crdp.com.ar